Glencore en Oruro y Potosí

En Bolivia, Glencore Xstrata opera a través de sus filiales Sinchi Wayra y la Empresa Minera Illapa S.A. Tiene presencia activa desde el año 2005 y realiza sus operaciones en las regiones de Oruro y Potosí. Sus proyectos más importantes son: Proyecto Minero Porco en Potosí y en Oruro Proyecto Minero Bolívar – Totoral – Poopó. Donde explota 6 minas de zinc, estaño, plata y plomo.

Actualmente Illapa – Sinchi Wayra en el proyecto minero Bolívar reporta actualmente 680 toneladas métrica húmedas de mineral extraído (zinc y plomo) y con las nuevas inversiones alcanzará 900 toneladas: Bolívar con 400 mil toneladas y Porco 500 mil toneladas. Así mismo las proyecciones de las exportaciones de concentrados de ambos minerales sumarán 700 millones de dólares en los próximos cinco años.

img_6012-cr2

Uso, abuso y Contaminación del Agua

Pese a la política global de Glencore de uso eficiente del agua, actualmente las comunidades del cañadón Antequera, área de influencia de las minas de Illapa Sinchi Wayra, sufren por la desaparición de vertientes de agua dulce y aguas subterráneas, la extinción de bofedales y la escasez de agua en comunidades aledañas a la empresa.

Tal es el caso de la comunidad de Totoral que se encuentra a menos de 2 Km de la operación minera. Esta comunidad solo cuenta con una hora de agua a la semana y desde el inicio de las actividades mineras de Illapa, muchas casas, canchas y obras públicas, como el Centro de Salud (hospital) de la comunidad, presentan grietas y daños en los inmuebles. Esta situación está generando conflictos por el acceso del agua entre los mismos comuneros y mineros.

Se demanda a la empresa Glencore por la desaparición de las fuentes de agua subterráneas, por lo que desde hace muchos años atrás se exige a las autoridades un estudio hidrogeológico completo de todo el cañadón de Antequera para saber cuáles son las causas de la desaparición de las fuentes de agua. Según los dirigentes cívicos de la subcuenca Antequera, Glencore al trabajar a un nivel de 380 metros sobre la superficie está cortando las venas de agua, lo que ha provocado que el nivel freático del agua baje y por ende desaparezcan las fuentes de agua superficiales.

Glencore por su parte niega la responsabilidad de la desaparición de fuentes de agua, a pesar de existir varios informes y compromisos firmados por la empresa y las autoridades competentes en donde asume su responsabilidad de dotar agua y reparar los daños provocados.

img_5949-cr2

Estos impactos demuestran no solo que la actividad minera desarrollada por la empresa Illapa es una de las causas de la expulsión a las comunidades de la región, sino que existe un alto estrés hídrico generado por las operaciones de Glencore en Oruro.

En varias inspecciones realizadas por las autoridades ambientales competentes se menciona que existe contaminación del agua en las operaciones mineras de Glencore en Oruro.

En ese marco el 1 de julio de 2013 la Autoridad Ambiental Competente Nacional realizó muestras de agua en varios puntos en donde señalan que las aguas presentan valores por encima de los parámetros: solidos suspendidos totales, cobre, zinc, cadmio y hierro, que están por encima de los valores permitidos de acuerdo a la Ley de Medio Ambiente 1333 y sus reglamentos.

Por su parte el Lago Poopó, el segundo más largo de Bolivia, ubicado en el departamento de Oruro que tenía una extensión de 2.337 km cuadrados, ha quedado reducido a 3 humedales de menos de 1 km de extensión y escasos 30 cm de profundidad.

El desastre no fue solo la sequía, sino también el deterioro en el ecosistema con la perdida de flora y fauna y el éxodo de familias pesqueras de la zona.

Contaminación y Agotamiento Ambiental

Desde el año 2006 las comunidades de la Subcuenca Antequera y Poopó han presentado denuncias a las autoridades competentes sobre disminución y contaminación de las aguas superficiales y subterráneas por metales pesados como el zinc, arsénico, plomo y cadmio, como también contaminación de las tierras.

Hoy, 8 años después, la situación no ha cambiado, siguen los problemas de abastecimiento y contaminación del agua, suelo y la vulneración del derecho a la consulta. La empresa más que atender las demandas de las comunidades opta por enfrentar a las comunidades y mineros y genera un clima de tensión y amenaza.

img_6120-cr2

Reparación al Ambiente y Derecho a la Información

Las comunidades exigen su derecho a la remediación, reparación y compensación de daños, cosa que según la normativa no se está cumpliendo ya que la empresa a pesar de tener políticas claras para remediar y reparar sus daños, no las aplica. Así mismo, las comunidades exigen su derecho a la información ambiental transparente ya que la empresa no informa a la comunidad ni al departamento sobre los impactos y riesgos socio-ambientales y sobre las ganancias e inversiones que la empresa realiza.

Regalías y rentas mineras al Estado Boliviano

En Bolivia Glencore debe pagar regalías sobre su producción de los minerales que extrae. Según la legislación boliviana las regalías mineras son un derecho y una compensación económica por la extracción de los minerales, lo recaudado va para la ejecución de obras de infraestructura, atención en salud y educación, entre otros proyectos productivos.

En los años 2014 y 2015 las empresas Illapa – Sinchi Wayra no figuran entre las 100 empresas que mayor contribuye al pago de impuestos. Según analistas y el gobierno esto se debe en parte la caída del aporte de este grupo, además del efecto negativo de los precios internacionales de minerales y metales sobre el pago del IUE y la alícuota adicional del sector y también por las maniobras que hacen las empresas evadiendo el pago de impuestos.

Si bien la actividad minera aporta al desarrollo del país, podemos observar en el siguiente que su participación en la recaudación es mínima en 2013 llegó a 4,6% y el año 2014 obtuvo un 5,6%. De otra parte, la participación de las actividades de extracción de minerales metálicos y no metálicos en el Producto Interno Bruto PIB en el año 2012 fue de 7,31; en 2013 fue 6,24 y en 2014 fue de 6,02%, es decir que sus aportes no son significativos en la economía del país.

Acciones judiciales contra Glencore

Según las autoridades de gobierno y analistas en temas mineros, la empresa transnacional desde el año 2006 trabajo sin un marco normativo legalmente establecido por el estado boliviano. Glencore dilato la firma de contrato con el estado con una serie de estrategias y argumentos. Esta acción generó un daño económico para el estado por más de USD$ 20 millones.